Limpieza de tumbas

Para muchos familiares, no solo el día de Todos los Santos es motivo para que las tumbas y nichos de sus seres queridos estén limpios y en orden.

Son muchos los cementerios en España que sufren las consecuencias del paso de tiempo. Hojarasca, restos de basura, barro y malas hierbas, se van apoderando de unidades funerarias de todo tipo.

Lo cierto es que hay ciudadanos que desean ver conservadas las unidades funerarias de sus seres queridos, a lo largo de todo el año. Además de llevar flores u otros presentes cada cierto tiempo, es importante que el lugar sea agradable, esté limpio y despojado de toda suciedad.

Durante los últimos años, ha sido noticia el lamentable estado en que se encontraban algunos camposantos en nuestro país. Algunas tumbas, panteones, manzanas de nichos… se han visto con las estructuras rotas, con cascotes que iban a parar a las unidades de enterramiento y nadie retiraba, haciendo del conjunto un ambiente desagradable e incluso agobiante.

Lo que una persona desea al visitar los restos de su ser querido en un cementerio, es que el lugar sea plácido, invite a pasa un momento de gran tranquilidad en la intimidad con el recuerdo y homenaje a sus seres queridos.

Los testimonios de agradecimiento a los seres queridos, pueden ir mucho más allá de la propia ceremonia fúnebre de incineración y cremación.

Cada vez se valora más que los materiales con que están constituidas las unidades de enterramiento sean resistentes a golpes, choques térmicos, lluvia, humedad continua…

Sin embargo, de poco valdrían productos resistentes si dejáramos que el tiempo se apoderase del lugar. El paso del tiempo también implica el crecimiento de malas hierbas y el acumulo de suciedad, como hemos dicho.

Las raíces de la vegetación no controlada degradan la piedra, resquebrajándola. Por esos resquicios se cuela el polvo, la humedad…

El mantenimiento de lápidas y nichos

La erosión es uno de los principales inconvenientes para conservar una tumba en buen estado durante mucho tiempo.

Pero la erosión puede minimizarse, por ejemplo, retirando de vez en cuando las yerbas silvestres y la vegetación que rompe desde estructuras de soporte hasta ornamentación.

A pesar de que el cuidado general de los cementerios, sea cuestión de las administraciones o ayuntamientos, las unidades de enterramiento privadas deben ser cuidadas por los interesados.

La pervivencia en el recuerdo es uno de los factores que mueve a muchas personas a planear impresionantes conjuntos fúnebres, o, bien, pequeñas unidades pero que sean indelebles al paso del tiempo.

Materiales como el mármol puro cada son menos utilizados, y no por falta de belleza. Es un material que crea ambientes etéreos y serenos, pero que es fácilmente erosionable.

En cambio, el granito es más resistente y más utilizado. Los últimos modelos de lápidas y elementos funerarios de granito, integran resinas de última generación para lograr aún mayor durabilidad, pero incluso los mejores materiales requieren mantenimiento.

El que una lápida, un ornamento fúnebre personalizado, una inscripción, dure más o menos, dependerá también de cómo se cuide.

Además, los materiales de última generación para arte funerario, posibilitan una más fácil limpieza. Son menos porosos, siendo en algunos casos recubiertos de películas protectoras.

En cuanto a inscripciones, se trata de otro de los elementos que deben permanecer indelebles al paso del tiempo, de las inclemencias meteorológicas… Para conseguir una correcta limpieza de tumbas, se emplearán tanto instrumentos de limpieza tradicionales como de última generación.

Cuando es necesario adecentar una unidad funeraria que lleva mucho tiempo en mal estado, habrá que combinar las tareas de expertos en restauración de piedra, albañiles altamente especializados, operarios que se sirven de máquinas de aspiración y limpieza con presión para deshacerse de la suciedad acumulada en grietas.

Estas tendrán que sellarse, de modo que tras el trabajo el lugar quede en perfecto estado, sin que se adviertan los retoques.

Tenga en cuenta que gracias a un buen mantenimiento de tumbas, nichos y panteones, estos se mantendrán en buen estado durante generaciones… haciendo que perviva el recuerdo de los antepasados.

En nuestra empresa sabemos que puede tener dudas en cuanto a productos y materiales. Infórmese con nosotros sobre precios de urnas funerarias, de lápidas de granito y otros materiales, de losas, arcones…

Si elige hablar directamente con nosotros, marque el número de teléfono que se muestra en la web. Si lo prefiere, puede escribir a través del formulario. Explíquenos lo que desea y nosotros le propondremos consejos y tareas a la medida.